Las grandes superficies francesas pueden enfrentarse a multas por su falta de ética a partir de marzo

Las grandes superficies francesas pueden enfrentarse a multas por su falta de ética a partir de marzo

Es una cuestión de ética y transparencia. El gobierno francés se ha cansado de la  reduflación y ha instado a la Comisión Europea a ponerle coto. En caso de no tener respuesta, comenzará a finales de marzo a multar a las grandes superficies que no señalen debidamente y sin lugar a dudas los productos que han reducido su contenido, tal como señala la cadena francesa BFMTV. El ministro de economía galo ha calificado de escándalo y estafa la práctica de ofrecer menos producto por el mismo precio. A veces, incluso por un precio superior. No es de extrañar la petición, si tenemos en cuenta lo que el Parlamento Europeo señala en su página web:  la transparencia permite a las personas participar más fácilmente en el proceso de toma de decisiones. Es decir, estamos hablamos de una práctica donde ética y transparencia no van de la mano.

¿Qué es la reduflación y porqué no es una práctica ética?

Reduflación es un concepto acuñado en 2016 por la doctora en economía Philippa ‘Pippa’ Malmgren en su libro How Everyday Signs Can Help Us Navigate tghe World’s Turbulence Economy. Aquí explica claramente lo que cualquier consumidor lleva años experimentando cuando que va al supermercado. A saber, cada vez nos ofrecen menos producto por el mismo dinero, o incluso, por un precio superior. A bocajarro, sin avisar y como si fuéramos tontos.  Es una práctica abusiva, aunque legal, y lo venimos sufriendo y denunciando desde hace años, especialmente desde 2022. Si ética y transparencia chocan tan estrepitosamente, lo sorprendente es que hasta ahora este atropello no haya afectado seriamente a la reputación de las empresas. La cuestión es porqué ¿Por qué está extendida sin remedio? ¿Por qué estamos hablando de David contra Goliath? ¿ O simplemente porque no tenemos más remedio que comer todos los días y vayamos donde vayamos sucede lo mismo?

Sea como fuere, y pese a tímidos y controvertidos intentos de hacerlo visible por parte de una cadena de distribución francesa, cuya política de precios no voy a analizar en este artículo, es ahora el gobierno de ese país quien ha decidido terminar con esta práctica abusiva. Sí mencionaré, por aportar transparencia, que no son precisamente un ejemplo.

Ética y transparencia, una cuestión de valores

La mayoría de las crisis de reputación a las que nos enfrentamos están relacionadas con una falta de valores de las empresas. En muchas ocasiones, tal como analiza mi colega Luis Serrano en su artículo sobre Grifols, la falta de transparencia está en entredicho. Y esta falta puede producirse en diferentes momentos de la crisis. Si bien en Señor Lobo & Friends lo analizamos desde el punto de vista de la relación con la cadena de valor, la base para resolver estas crisis reputacionales pasa por una buena política de compliance con unas líneas rojas perfectamente delimitadas.

Dicho de otro modo, la palabra reduflación jamás habría llegado a formar parte del diccionario si ética y transparencia hubieran caminado juntas. El concepto ni siquiera habría existido.

La cuestión ahora es, una vez iniciados los trámites para detener este abuso, si la Comisión Europea va a respaldar al gobierno francés o si éste va a luchar en solitario contra un problema que afecta a todos los países a nivel  mundial. No hay más que ver las tensiones inflacionistas en una UE casi en recesión técnica  para darse cuenta de que estamos ante un asunto urgente. Y es aquí donde las empresas que sigan sin unir ética y transparencia pueden pagar un alto coste reputacional y que éste acabe afectando al negocio.

 

 

 

ETIQUETAS

Si te ha gustado, compártelo

María Luisa Moreo

María Luisa Moreo

Directora General en Señor Lobo & Friends. Con 14 años de experiencia en comunicación de crisis y emergencias acumula, además, experiencia internacional como asesora de proyectos a empresas y a instituciones como la Comisión Europea.

Posts relacionados

Síguenos para estar informado